martes, 29 de septiembre de 2009

Sé que no tengo ningún derecho de decir esto, pero me puede... Me puede verte con otra, ver que te has olvidado de mí completamente y que yo, todavía, hay veces que hasta sueño contigo, que me vienen a la mente los momentos que pasé a tu lado. Fuiste mucho, te quise muchísimo, y todavía quedan en mi restos de esos momentos que no puedo olvidar, o mejor, que no quiero olvidar, por que en ese momento fuiste todo y lo único que yo deseé, fuiste lo que yo estuve esperando como una gilipollas durante 4 meses sin verte.
Duele... duele tanto ver como te has olvidado de todo... Yo también te he olvidado, bueno mejor dicho, he conseguido sacar de mi mente tu imagen las 24 horas del día, he conseguido sacar todas esas mariposas que vivian en mi estómago, he olvidado contar los días para volver a verte... Pero no he podido olvidar lo que pasé al contar todos esos días, no he olvidado lo que teníamos que hacer para estar solos, no he olvidado esos besos, no he olvidado todo lo que te quise, no he olvidado lo que sentí.
Puede que sea lo suficientemente fuerte como para haberte olvidado tan radicalmente, pero no lo suficiente como para no sentir esta rábia y frustración conmigo misma al ver como olvidaste todo y has seguido mucho más fuerte que yo.
Vuelvo a repetir, sé que no tengo ningún derecho de decir esto, pero me puede...